logo busqueda MasPocoVendo.com
    MOSTRANDO AVISOS DE RAFAELA, SANTA FE+ 250 Km

    . PEUGEOT 3008 ALLURE PLUS THP AUTOMATICO

    consultar

    02-10-2019
    190.6.114.87
    327
    839070
    PEUGEOT 3008 ALLURE PLUS THP AUTOMATICO
    PEUGEOT 3008 ALLURE PLUS THP AUTOMATICO
    PEUGEOT 3008 ALLURE PLUS THP AUTOMATICO
    PEUGEOT 3008 ALLURE PLUS THP AUTOMATICO
    PEUGEOT 3008 ALLURE PLUS THP AUTOMATICO
    PEUGEOT 3008 ALLURE PLUS THP AUTOMATICO
    2 fotos más disponibles

    Rafaela, Santa Fe
    Peugeot
    3008 ALLURE PLUS THP AUTOMATICO
    2013
    Nafta
    90.000
    1600
    concesionaria

    PEUGEOT 3008 ALLURE PLUS THP AUTOMATICO

    AÑO: 2011

    KM: 90.000

    FALKENBERG MEYER 

    Por fuera

    La forma redondeada de su carrocería recuerda a un monovolumen. El despeje de 15 centímetros y los neumáticos de uso mixto (215/60 R16 M+S) remiten a un SUV. Y la trompa, de inspiración ictícola, no deja dudas de que se trata de un Peugeot.

    El 3008 mide 4,36 metros de largo, 1,83 de ancho y 1,64 de alto, con una muy buena distancia entre ejes 2,61 metros. Sus proporciones no pasan desapercibidas, pero sorprende por su excelente coeficiente aerodinámico: un Cx de apenas 0,29.

    Para contener su peso, que se ubica en 1.633 kilos, el capot es de aluminio y los guardabarros delanteros son de plástico.

    El diseño de los faros delanteros y de las ópticas posteriores, con leds, contribuyen a remarcar un diseño general donde las únicas líneas rectas se encuentran en la parrilla.

    El resultado estético general es controvertido. Hay quienes se fascinan y otros que simplemente lo encuentran desproporcionado. A esto último contribuye en parte unos guardabarros excesivamente inflados y la ausencia de barras sobre el techo.

    Por dentro

    Acá radica la gran virtud del 3008. Su habitáculo es, simplemente, enorme. Tiene espacio suficiente para que viajen, sin problemas, cinco adultos de buena estatura. El ancho interior, medido a la altura de los hombros, es de 1,48 metros.

    A esto se suma un techo a buena altura y con vidrio panorámico (sólo en las versiones Premium Plus). Este cristal es un show aparte. Mide 1,20 metros de ancho por 1,38 metros de largo y permite que todos los pasajeros tengan la sensación de viajar en un gran colectivo descapotable. Aunque sin mojarse.

    El techo es fijo, no se abre, y tiene una cortina corrediza que no hay que olvidarse de cerrar cuando se deja el auto estacionado a la intemperie: en los días calurosos, el inevitable efecto invernadero que se genera en el habitáculo puede ser difícil de erradicar, incluso para el buen climatizador bizona con salidas de aire en ambas filas de asientos.

    Las butacas son muy cómodas. Más anchas que largas, como poltronas de salón. El tapizado en cuero y las butacas calefaccionadas son exclusivas de la versión Premium Plus.

    La posición de manejo es la típica de un monovolumen o SUV: elevada sobre el tránsito, con excelentes ángulos de visión y pensada para pasar muchas horas al volante, tanto en ruta como en ciudad.

    Viene de serie con el Head-Up Display, que proyecta sobre la columna de dirección -bien a la vista del conductor- información sobre la velocidad y el control de crucero.

    El baúl también está pensado para viajar y llevar mucho equipaje. Hasta la altura de la cortina cubrecarga, la capacidad es de 512 litros. Con los asientos traseros rebatidos, llega hasta 1.064 litros.

    Otro detalle que convierte al 3008 en un vehículo ideal para la familia es la gran cantidad de huecos, tapas y recovecos para llevar toda clase de objetos, juguetes y vituallas.

    Sí, en este tipo de vehículos es inevitable que se coma abordo y la guantera refrigerada -no por casualidad- fue ubicada en el centro del habitáculo, bien a mano todos los ocupantes.

    Seguridad

    El equipamiento en este aspecto es completísimo. En todas las versiones viene de serie con frenos ABS (con repartidor y asistencia de urgencia), control de estabilidad, control de tracción, ayuda al arranque en pendiente y seis airbags. Tiene cinco apoyacabezas y cinco cinturones de seguridad inerciales. En la butaca trasera hay dos anclajes para sillas Isofix.

    El 3008 también es respetuoso con los peatones. En la trompa lleva una viga diseñada para colapsar en caso de choque a bajas velocidades. La idea es absorber la fuerza del impacto sin afectar al motor, pero también proteger las piernas de los peatones en caso de un atropello.

    En las pruebas de choque realizadas en 2009, EuroNCAP le otorgó cinco estrellas de seguridad al 3008.

    En esta sección de seguridad también hay que incluir al sistema Grip Control. Se trata de un dispositivo electrónico que actúa sobre los controles de tracción y estabilidad para mejorar la tracción de las ruedas delanteras cuando se circula por caminos con poca adherencia.

    Tiene cinco programas de funcionamiento: NormalNieveBarroArena y ESP-Off. En la práctica, no reemplaza a un sistema tradicional de doble tracción y las publicidades no deberían sugerir que los usuarios se aventuren por caminos sólo reservados para vehículos todo terreno.

    Pero sí es recomendable para días de lluvia y algunas excursiones conservadoras fuera del asfalto.

    Motor y transmisión

    Acá hay otro punto a favor para el 3008. Tiene el conocido motor 1.6 turbo desarrollado en sociedad por PSA y BMW, que en la Argentina equipa una gama cada vez más amplia de modelos, a saber: Peugeot 207 GTi, 207 CC, 308 CC, 408 Sport, RCZ, 3008, Citroën DS3, C5, C4 Picasso, Grand C4 Picasso, Mini Cooper, Mini Countryman y Mini Clubman.

    Lejos de plantear un problema de originalidad, esta es una muy buena noticia, porque se trata de un motor conocido, probado y confiable, que el día de mañana no planteará resquemores exóticos a la hora de hacer reparaciones.

    En el 3008, este propulsor con inyección directa y distribución variable, entrega 156 caballos de potencia a 6.000 rpm y 240 Nm de torque a partir de las 1.400 rpm.

    Se combina con una caja manual de seis velocidades. A partir de este año, el 3008 también se ofrece con caja automática Tiptronic, de seis marchas.

    Comportamiento

    Más allá de acostumbrarse a sus grandes dimensiones, el manejo no plantea mayores inconvenientes. La posición de conducción elevada y la gran superficie vidriada transmiten una sensación muy agradable de control absoluto sobre el auto y el entorno.

    La aislación acústica es muy buena y las suspensiones son confortables, por lo que es un vehículo excelente para moverse en ciudad y ruta, con mucha carga y pasajeros.

    La unidad de pruebas tenía 20 mil kilómetros recorridos y su tren delantero ya transmitía algunos ruidos al circular por calles en mal estado. Pero hay que tener en cuenta que se trata de una unidad de prensa, donde el maltrato permanente puede hacer que cada kilómetro cuente por diez.

    El tren trasero tiene un control dinámico de rolido que mantiene derecha la carrocería en curvas bruscas, aunque las masas en juego en un vehículo de estas dimensiones desalientan cualquier intento de manejo deportivo.

    En autopista y en línea recta, en cambio, el motor 1.6 turbo empuja con decisión y se puede viajar a velocidades muy elevadas. La aislación acústica y la aerodinámica son tan buenas que la única indicación de que estamos circulando a ritmo prohibido vendrá de parte de la pantallita del Head-Up Display.

    Alcanza una velocidad máxima de 202 km/h y acelera de 0 a 100 en 9,8 segundos, valores más que correctos tanto para un monovolumen como para una SUV. Los consumos son todavía mejores: en ciudad gasta 9,9 litros cada 100 kilómetros y en ruta necesita apenas 5,6 litros para recorrer la misma distancia.

    Manejé el 3008 fuera del asfalto y, al principio, me costó distinguir la diferencia entre la actuación del ESP convencional y el Grip Control. Sobre un camino de ripio, la sensación es como que el auto tiene reacciones más lentas, menos bruscas, por más que desde el acelerador se demande lo contrario. El Grip Control viene a ser como un ESP exacerbado, pero no le encontré mayor utilidad en ese terreno.

    En barro, el sistema permite un poco más de deslizamiento de las ruedas, cosa que no ocurriría con un control de tracción convencional. De todos modos, la limitación en ese aspecto corren por cuenta de los neumáticos, que a pesar de ser Mud+Snow bien podrían tener un poco más de taco para estas condiciones.

    En terrenos desparejos, la limitación corre por cuenta del despeje del suelo y de los ángulos de ataque, sobre todo el delantero.

    Por la manera en que funciona, tengo la sensación de que el sistema Grip Control puede ser más provechoso en la nieve, pero no tuve la posibilidad de probarlo.

    Conclusión

    El Peugeot 3008 es un auto sobresaliente para quienes busquen un vehículo importado de buena calidad, con gran espacio interior, muy buen equipamiento de seguridad y una mecánica eficiente.

    Su diseño poco convencional dejará fuera de la lista a los compradores más conservadores, pero sus líneas arriesgadas no parecieron ser un problema –sino todo lo contrario- para los más de 1.800 argentinos que compraron un 3008 en el último año.


    ¡Encontrá amigos en común con este vendedor ingresando con Facebook!

    FALKENBERG MEYER
    SUIPACHA Y RIVADAVIA
    Rafaela, Santa Fe
    llamar
    sms
    llamar
    Email
    Notificación

    X